Queratocono

¿Qué es el Queratocono?

Aquí puede escuchar el audio del artículo:

La primera referencia bibliográfica sobre el queratocono figura en una tesis doctoral publicada en 1748 por el oculista alemán Burchard Mauchart. En 1854  el médico británico John Nottingham describió con claridad el queratocono denominándolo ectasia corneal y en el año 1888 se describen las primeras adaptaciones de “lentes” para mejorar la visión en pacientes con queratocono denominándose: “gafas de contacto”.[1]

La palabra queratocono, proviene de dos vocablos griegos: Kerato que significa córnea y Konos que significa cono. El queratocono es el adelgazamiento corneal progresivo, que produce una deformación en forma cónica y la disminución de la agudeza visual causando un astigmatismo progresivo e irregular.

Esta enfermedad ocular, progresiva y no inflamatoria, puede presentarse en los dos ojos. La córnea, tejido al que afecta el queratocono, se afina, se deforma y su curvatura se hace irregular, por lo que la calidad de la visión se deteriora y la persona no alcanza una visión satisfactoria con lentes de armazón.

La córnea es la parte central, externa y transparente del ojo, representa un sexto de las capas externas del mismo y su función primordial es enfocar y transmitir luz a la retina. Las capas de la córnea  de anterior a posterior son: epitelio, membrana de Bowman, estroma, membrana de Descemet y endotelio.

La regularidad, forma y transparencia de la córnea, son de vital importancia para el adecuado funcionamiento del ojo. Si uno de estos mecanismos falla o se ve alterado, la calidad de la visión se deteriora y el Queratocono impide que éste tejido cumpla su función óptica, debido a la debilidad estructural causada por la deformación progresiva de la córnea. En el caso del queratocono, casi todas las capas corneales están afectadas.

El queratocono puede clasificarse en cuatro etapas: incipiente (lecturas por debajo de 45 dioptrías), moderado (lecturas ente 45 y 52 dioptrías), avanzado (lecturas entre 52 y 60 dioptrías) y severo (lecturas superiores a 60 dioptrías).  En las etapas tempranas la persona puede notar un leve deterioró visual, que se incrementará al progresar la enfermedad, produciendo cambios frecuentes en la medida de lentes de armazón y contacto.

Los investigadores estiman que el queratocono afecta aproximadamente 1 de cada 2.000 personas, con una tendencia mayor en las mujeres. En una población como la ecuatoriana de 14.3 millones de habitantes, existirían más de 7.000 personas con la enfermedad. No existen estadísticas que lo evidencien, y los especialistas consideran que en nuestro país estos índices son mucho más altos.

Aunque se considera que sólo un 20% de los casos de queratocono requieren un trasplante de córnea, es de indudable valor su detección temprana con el objeto de iniciar el control y tratamiento, pues, lastimosamente el diagnóstico sólo es posible cuando la enfermedad está en etapas avanzadas.

Descargar: Audio Queratocono

Más Información:


[1] Queratocono, 10/08/2011, http://www.queratocono.es/.


Una respuesta a Queratocono

  1. MMMD dice:

    ME PARECE MUY INTERESANTE ESTE BLOG. MUY INFORMATIVO…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.